Дървен материал от www.emsien3.com

Дървени греди за покрив

David Catá: A flor de piel

Read in English

La primera vez que pude disfrutar de la obra del artista David Catá  surgió en mí la reflexión de la importancia del cuerpo como interlocutor de las emociones más profundas, aquellas que dejamos atrás en algún momento porque implican el reconocimiento de sentimientos que nos resultan dolorosos.

Os dejo con un extracto del texto que he escrito sobre David, actual artista destacado Virtual Gallery y os invito a navegar por su galería, en la que podemos disfrutar de fotografía, escultura y videoarte.

David Catá lleva en el mundo del arte, desde que tiene uso de razón y hasta la actualidad ha ido acercándose, hacia lo que él considera fundamental:  La capacidad de transformar la realidad creando imágenes, con una gran carga de simbolismo.

El trabajo de David versa sobre temas íntimos, relacionados con la memoria y la huella que deja en nosotros otras personas y lo transmite a los espectadores, pero también a él mismo, a través del uso de su cuerpo como soporte.

Si bien el cuerpo humano ha sido uno de los motivos preferidos del arte de todos los tiempos. Desde los años  60 y 70, el cuerpo pasó a ser también medio y los artistas empezaron a tratar su cuerpo como cualquier otro material artístico, atrayendo en la década posterior más si cabe, la atención de los creadores que utilizaban el cuerpo como medio de expresión de lo más profundo o escenario de problemas y adversidades.

Parte de la obra de David Catá sigue esta línea, en su caso utilizando la piel como soporte de su obra, a través de algo tan simbólico y cargado de significado, como es el oficio de coser. Así nos narra su historia más profunda, sus emociones dejando constancia de las personas que le han marcado en su vida.

Así el oficio de la costura y el elemento autobiográfico, relacionado con la idea de la permanencia, podemos encontrarlo en la obra de artistas como la británica Tracey Emin, que en su obra Every One I Have Ever Slept With. 1963-1995, bordó amorosamente en el interior de una tienda de campaña docenas de nombres de gente con la que, “se había acostado” en esas fechas, pero que en realidad eran un cosmos de personas que habían pasado por su su vida de una manera u otra  y en general la obra de la artista Louise Bourgeois .

Ni contigo ni sin mi II @DavidCatá

Ni contigo ni sin mi II @DavidCatá

En el caso de David el acto de coser se convierte en un rito, que nos puede parecer en la primera impresión que busca poner al límite su cuerpo al coserlo, pero que creo que no responde a una violencia hacia sí mismo, sino a un deseo del artista de ponernos al descubierto la importancia de los vínculos familiares y sus historias, y cómo éstos quedan intrínsecamente unidos al artista, en esa acción o rito efímero, que a veces realiza en público a través de una performance, pero que en su gran mayoría realiza totalmente en la intimidad.

El registro de esos momentos únicos, transitorios e irrepetibles que ocurren en el acto de coser su piel, quedan documentados a través de esas hermosas fotografías o videos donde conocemos esas personas, que aunque para nosotros  al principio puedan parecer anónimas, sus vidas y su vinculación con el artista, nos retraen a nuestros propios recuerdos en un deseo constante de vinculación con nuestro propio pasado y las personas que formaron parte de él.

Paul Klee hablaba en su teoría del arte de “Hacer visible lo invisible”, el arte como elemento que te hace vivir y recordar. Con la obra de David Catá, esto se cumple nuestro pasado, silencioso y continuo como el fondo mismo del mar, emerge como nuestra realidad. Se convierte en un diario, efímero para que esas personas y sus historias permanezcan. Un proyecto vital en el que el artista trabajará toda su vida, porque ¿cuánta gente pasará por ella que no queremos que caigan el olvido?

 

Lee el texto completo aquí

 

Déjame Volar 05 @DavidCatá

Déjame Volar 05 @DavidCatá

Si te ha parecido interesante Compártelo 🙂

Post relacionados: