Дървен материал от www.emsien3.com

Дървени греди за покрив

#Fembiem conectando culturas a través del arte

Es muy reconfortante cuando participas en proyectos expositivos tan especiales y originales como FEMBIEM: Bajo el reino de OKU, realizado por la polifacética Victoria Bautista.

Basándose en la colección que alberga la Fundación Alberto Jiménez-Arellano Alonso de la Universidad de Valladolid, sobre el fascinante Reino africano de Oku, la pieza artística recoge una tradición de una sociedad secreta de mujeres en el citado reino y nos lo trae a nuestra cultura a través de diferentes objetos pertenecientes a 23 profesionales del arte y la cultura (más uno perteneciente a la propia Victoria) entre las que encontramos: gestoras culturales, comisarias, museólogas, artistas, galeristas, etc. 

La importancia del objeto en este grupo africano,  que los utiliza como talismán protector, cosidos al traje del líder del grupo y que les otorga fuerza ante los enemigos ha servido de inspiración a Victoria, que ha realizado una pieza expositiva en la que ha cosido los objetos personales donados por estas mujeres a un traje, reinterpretando esta tradición y de esta manera conectando dos grupos de mujeres, dos tradiciones diferentes, a través de esta pieza.

Para conocer el proyecto más de cerca, he realizado una serie de preguntas a Victoria Bautista. Fembiem seguirá expuesto hasta el próximo 29 de noviembre en la Fundación Alberto Jiménez-Arellano Alonso de la Universidad de Valladolid. Aquellos que os acerquéis os invito a adivinar ¿cuál es mi objeto? 🙂

12059214_10207272792236649_1669255181_o (2)

Fotografía Laura Emme

¿Cómo surgió el proyecto #FEMBIEM?

V: Haber dedicado la mayor parte de mi vida laboral a investigar el comportamiento humano y distintas manifestaciones sociales y culturales, fue la causa principal que impulsó esta iniciativa.

“Fembiem: bajo el Reino de Oku” es un proyecto  que se asienta sobre bases antropológicas y sociológicas. La riqueza cultural y expositiva del Museo de Arte Africano Fundación Jiménez Arellano es una puerta abierta a la investigación.

La colección “El Reino de Oku que alberga el museo, no sólo sorprende por el montaje espectacular de la exposición, también por su valor antropológico y cultural. La propia colección invita a conocer esta población del África viva.  Fue un verdadero lujo profundizar en el comportamiento de esta sociedad.

Al ser una población asentada entre montañas volcánicas, mantiene un cierto grado de aislamiento, dando lugar a una serie de costumbres, rituales y creencias vigentes a través del tiempo. Dentro de su estructura social se encuentran las sociedades secretas. Estas agrupaciones son las encargadas de dotar de armonía y paz social a la comunidad preservando la continuación de las costumbres tradicionales. Resulta tremendamente interesante ese grado de aislamiento, y el significado de identidad y el sentido de pertenencia.

Indagando sobre estas comunidades descubrí la sociedad secreta de mujeres FEMBIEM. Me conquistó la idea de unir simbólicamente dos grupos de mujeres coetáneos, lejanos geográficamente y de culturas diferentes.

“FEMBIEM. Bajo el Reino de Oku” es un proyecto interpretativo de una sociedad secreta basada en el poder individual  y en la concepción del bien común. La fuerza de la unión.

¿Que piensas que tienen en común las 23 mujeres participantes en el proyecto? ¿Qué te parecieron sus aportaciones, como las describirías?

V: Una tremenda capacidad de generar cultura.  Son grandes profesionales con una desbordante motivación e inquietud cultural.  Es admirable cómo ponen proyectos en marcha, a veces, con escasos recursos, cómo van más allá de las obligaciones estrictamente profesionales.  Con su trabajo cuestionan una realidad existente en el ámbito cultural. Una nueva forma de hacer cultura acorde con el XXI. Cercanas al gran público y conocedoras de soportes dónde crear y divulgar nuevas tendencias artísticas, sociales y culturales. Mujeres que no sólo hablan de arte y cultura en las redes sociales, sino también de sí mismas, de su día a día, humanizando la industria cultural. Todas estas cualidades se han visto reflejadas en sus aportaciones.

El proyecto se compone de una muestra muy variada. Un conjunto simbólico de experiencias y vivencias personales muy interesantes. Objetos que han adquirido un nuevo significado,  cambiando de forma o utilidad, transformándose. Elementos que encierran grandes historias, que narran relatos.

El diseño incluye veinticuatro objetos personales: un “yuyu”  de piel de hiena realizado por un chamán de Gambia, fotografías y objetos de artista que transforman el traje en un lienzo, mensaje de un colectivo muchas veces rechazado,  objetos de gran poder sentimental, símbolos que nos recuerdan el horror de otros tiempos, la ilusión de una nueva vida, la falta de trabajo…

Este proyecto pretende dar de alguna manera visibilidad y empoderar mujeres, que trabajan en ámbito cultural. ¿Cómo ves la situación de éstas actualmente?

V: Aunque las políticas de igualdad y los temas de género están cada vez más asumidos,

todavía queda mucho camino por recorrer si esos avances no adquieren mayor visibilidad, si no se traducen en una disminución de la precariedad y en un empoderamiento real.  Curiosamente hay un porcentaje mayor de mujeres que estudian humanidades y arte, sin embargo, en la mal llamada “alta cultura” el poder y la toma de decisiones sigue siendo algo eminentemente masculino.

Existe una clara disparidad entre el nivel de estudios que alcanzan las mujeres y sus situaciones profesionales y puestos laborales.

Siguen existiendo brechas de género en salarios, puestos de responsabilidad, reparto de cargas familiares, repercusión en el empleo de la existencia de hijos, etc. Mientras las experiencias propias del género femenino no sean tomadas como responsabilidades comunes, no avanzaremos a un ritmo adecuado.

12059116_10207272790916616_1877012448_o (3)

Fotografía Laura Emme

¿Crees que como el grupo de africano de mujeres FEMBIEM, que te sirvió para inspirar tu proyecto, haría falta más de unión entre las mujeres del ámbito cultural “para hacer fuerza”?

V: Es imprescindible una mayor unión en el ámbito cultural. Creo en la diversidad en su significado más amplio pero lamentablemente las asociaciones de mujeres y las colaboraciones entre nosotras siguen siendo necesarias. Las asociaciones surgen por unos intereses comunes. Los grandes cambios de la historia de la humanidad  se empiezan a gestar desde los grupos micros. Son necesarios.

En el caso del proyecto expositivo Fembiem,  me pareció importante resaltar a un grupo heterogéneo de profesionales , no solo de artistas, sino otras profesiones menos conocidas  y sin embargo piezas indispensables en el engranaje de sector cultural.

El ciudadano de a pie no es consciente del trabajo que implica una exposición, un proyecto cultural, no entienden muy bien el trabajo de los distintos agentes culturales debido a la distancia marcada durante mucho tiempo por las propias instituciones culturales.

¿Tienes pensado algún otro proyecto multidisciplinar en un futuro cercano?
V: Tengo en mente varios proyectos que espero materializar a partir del año que viene. En este momento toda mi atención debe estar puesta en mi proyecto personal y pequeñas colaboraciones que han ido surgiendo. ¿Quién sabe? Estando en movimiento, puede surgir cualquier cosa.

La foto que ilustra el post es de Laura Emme.

Si te ha parecido interesante Compártelo 🙂

Post relacionados: