Дървен материал от www.emsien3.com

Дървени греди за покрив

019

Martin Kippenberger Sehr Gut-Very Good

“Art is always only looked at in retrospect anyway… I would say that the period is twenty years. […] Whatever the people will or will not continue to talk about me is what matters. Whether I spread good fun or not. And so what I’m working on is that the people will be able to say: Kippenberger was good fun!”

Rescato de los posts que tenía pendiente escribir este sobre el artista alemán Martin Kippenger. La primera vez que vi su obra, fue en una exposición en el Museo Picasso de Málaga,  enfocada en las obras que hacían referencia la figura del artista malagueño. El famoso museo berlinés Hamburger Banhof  le dedica actualmente una amplia retrospectiva.

büro kippenbergerMartin Kippenberger es de esos artistas, en los cuales la frontera entre  obra y vida es totalmente difusa. Artista polifacético, la intención de la exposición es mostrarnos esa intrínseca relación de su personalidad y la obra, a través del espectro de su trabajo creativo, que fue numeroso y variado.
La exposición comienza con el tiempo que vivió Kippenberger en el  Berlín occidental, que fue tan solo dos años, después una estancia  en Florencia, iba con la idea de convertirse en pintor, pero luego decidió que quería trabajar otros campos artísticos. Así con la máxima “Berlín debe ser re-pintado”,  abrió su propia oficina “Büro Kippenberger”, en esta ciudad alemana, algo que en aquel momento era algo inusual, desde la cual ofrecía una  una amplia gama de servicios y,  desde la cual dirigió el célebre local punk SO36 situado en Kreuzberg. También participó como músico en el grupo “Luxus”, y como actor.

La exposición nos adentra en la escena underground musical de ese momento, muy importante como forma de expresión de la escena artística,  con obras como, Gudrun Gut, Sehr Gut Radio, recopilación musical de bandas alemanas relevantes en ese momento y una ecléctica selección también de artistas internacionales, en la lista también hay incluidas dos canciones del propio Kippenberger. Gudrun Gut fue la fundadora de Malaria,  un legendario grupo del berlin occidental de la década de los 80, y frecuentaba el local de Kippenberger, teniendo una relación cercana con él.

La muestra cuenta con más de 300 obras abarcando todas las etapas de la producción artística. Muy adecuado para un artista como Kippenberger es que el recorrido está organizado por temáticas complejas,  acompañada de elementos biográficos. Éstos están tan entrelazadas en la exposición que la línea entre el arte y la vida se vuelve borrosa, haciendo hincapié en la noción de vida que tenía Kippenberger como una obra de arte en sí misma.

Uno de las temas más interesantes de la exposición  es la referencia a  la identidad del artista. Así encontramos la referencia a Piccaso  así y a Joseph Beuys imitación de su pieza Ja, Ja, Ja, Nee, Nee, Nee, dándote la bienvenida desde el principio. Esta identidad del artista comienza con referencias, pero se va transformado hacia una mayor atención al recuerdo del artista póstumo ¿cómo será recordado Kippenberger?. Él verbaliza abiertamente esta preocupación, con la idea del “buen humor” que quiere transmitir en su obra. Sin embargo, esto cambia en las últimas obras de 1996,  en la serie “La balsa de la Medusa”. Pasa de ese buen estado de ánimo a una preocupación por la identidad artística, haciendo referencia a Théodore Géricault y su obra monumental, estos retratos del artista son intrigantes con una gran carga trágica, emocional, patética y grotesca.

picasso_kippenberger

I Could Lend You Something, but I Would Not be Doing You Any 

FrogMás adelante encontramos la famosa y polémica “Fred the Frog”, una serie de ranas crucificadas que sostienen en una mano una jarra de cerveza y en la otra un huevo,es llamativo que la cruz está hecha con bastidores de lienzos. En el ensayo de Robert Ohrt  “First the Feet” del año 2005  publicado por la editorial Taschen  sobre el artista da algunas idead sobre la serie de la rana Fred :

The book accompanying the first exhibition with Fred is the most beautiful collection of texts that Martin ever published, poems that were spoken down from the Cross, in the final seconds, at the moment in which release or redemption only comes again in the familiar fashion. Incidentally, the Frog’s cross is put together from pieces of stretcher frame for canvases, the Cross of Art, a cross for the skin of painting, and at the last moment – this is the second joke that was always told in Fred’s honor – at the last moment he should have been liberated finally from his suffering on Golgotha. The rescuers approached. There he hung, set up with the Cross on his back, and still alive. They were already climbing up, and were already pulling the nails out, first the right hand, and then the left, too late for his request: Not the hands, please! First the feet!

Otra parte destacable de la exposición la instalación llamada “White Pictures” y que no ha sido casi nunca expuesta el motivo, el complejo y costoso montaje expositivo, ya que hay que construir una pared delante de las de la sala, para colocarlas.  Son once lienzos de gran formato blancos, sobre una pared también blanca,

Si nos acercamos al mismo podemos vislumbrar  una escritura casi transparente, en los cuales el artista reflexiona sobre como se presentan el trabajo pictórico y sobre todo reflexiona sobre todas las teorías que se han ido sucediendo a lo largo del siglo XX, ¿Qué significa trabajar con pinturas en blanco y negro? cuando en los años 20, 30 y especialmente en los 50 se estaba reflexionado sobre el color.

El título de la exposición ‘Martin Kippenberger: sehr gut | very good’ no hace referencia solo a las pinturas blancas, sino también a sus publcaciones en la revista con el título “sehr gut/very good”.

Si quieres ver más imágenes de la exposición, he creado este álbum, además que a este post le pega para su lectura o para después un poco de música, así que he seleccionado el grupo de Gudrun Gut y Bettina Köoster Malaria, una banda electrónica experimental berlinesa formada en los años 80.


HAMBURGER BAHNHOF
“Sehr gut, very good” – MARTIN KIPPENBERGER
Exposición hasta el 18 de Agosto de 2013

Si te ha parecido interesante Compártelo 🙂

Post relacionados: