Дървен материал от www.emsien3.com

Дървени греди за покрив

Volver a la infancia con la obra de Martin Honert

 “Childhood is a theme for me because I think it’s important to discover what’s way past but still in the memory as an image.”

Hasta el 7 de Abril de 2013 se puede visitar  “KinderKreuzzug” (Children´s Crusade) en la Nationalgalerie en una exposición en el Hall central del impresionante Hamburger Bahnhof  en Berlín.

La obra de Martín Honert deriva de imágenes de la infancia que han perdurado en la memoria del autor,  como fotografías del álbum familiar o dibujos que realizó cuando era niño. Así  el artista recrea momentos de su propia infancia y los transforma en objetos tridimensionales. Detrás de cada obra hay una historia modelada con fantasías, sentimientos ambivalentes y experiencias de su niñez.

Todas las obras que se muestran en la exposición tienen asignado un número, con el cual se puede consultar en un folleto un texto introductorio escrito por el propio artista, que consigue introducirte de lleno en el universo de la obra y en el proceso de creación de la misma.

Así por ejemplo en la obra “Photo”, el autor escoge una imagen del álbum familiar, de un viaje realizado a España en 1958, y que iba a ser la primera fotografía en la proyección. En sus propias palabras:  La escena fue cuidadosamente arreglada y bien podría haberse titulado “la familia planea un viaje a España”. Todo el mundo en la familia excepto yo está examinando los mapas y los libros sobre la mesa. yo estoy mirando la cámara porque no entiendo el juego y estaba más interesado en la cosa negra haciendo un extraño zumbido, el sonido del temporizador.

De Exposición de Martin Honert en Hamburguer Banhof

En la fotografía tridimensional que realiza el artista en 1993, aisla el breve contacto entre la cámara y él mismo, pero no incluye al resto de miembros de su familia que aparecían en la fotografía originaria.

Una de las obras que me parecieron más impactantes fue “Mirage”, que en palabras del artista es un intento de volver lo impalpable, lo inmaterial en una forma sólida.

Al mismo tiempo es un intenta asociar la idea del espejismo con la memoria de una fotografía de la infancia del autor,  donde aparece construyendo un castillo de arena en la playa. El recuerdo de ese castillo de arena lo encontramos en el suelo de la instalación,  como un objeto real. El espejismo en cambio cuelga verticalmente en el espacio.

De Exposición de Martin Honert en Hamburguer Banhof

 

En cambio  la obra Lantern es un ejercicio de definición del espacio, que realizó para la Exposición Human Kind en uno de los pabellones de la EXPO 2000 en Hannover.

Así convirtió un cubo en un gran farol. La escena que eligió es la que bien podría ocurrir en el interior de un cubo: en una habitación abierta al cielo el artista está tumbado en la cama ligeramente erguido, viendo la televisión. Las imágenes de las cuatro caras del cubo están construidas, acordes con la situación espacial de los cuatro puntos de vista de la habitación.

De Exposición de Martin Honert en Hamburguer Banhof

Una de los montaje más espectaculares es la Obra ” A model Scenario of the flying Room”, que realizó en 1995 para el pabellón alemán en la Biennale de Venecia. La obra está basada en el libro para niños de Erich Kästner “The Flying Classroom”, publicado en 1993.

La historia versa sobre dos clases rivales y las cosas tristes o bonitas que ocurre en el día a día de cualquier escuela. Destacado es una obra que escriben los propios alumnos para una obra de Navidad, llamada “The flying classroom”, que describe una escuela en el futuro, en el que la clase de geografía toma forma de un viaje al lugar a ser estudiado: Las pirámides de Giza o el Polo Norte.

El argumento que el escritor piensa para la obra de los escolares, es una parábola del teatro occidental. La localización del argumento es en cualquier lugar o ningún lugar, en el cielo o en la tierra. Incluso los personajes sonvariables joven y anciano, hombre o mujer. Pasado, presente y futuro están unidos en un solo tiempo.

En la obra de Martin Honert  ha intentado hacer la traslación de este argumento  en un sola imagen que puede ser percibida simultáneamente. La obra consiste en nueve figuras y cuatro apoyos. Las figuras han sido construdias en dos partes la parte frontal y la trasera. La pirámide y el volcan emergen de la pared. Sobre ellos aparece el avión. Minetras que el Polo norte se representa como una sección de un globo terraqueo, enfrente de las figuras.

 

De Exposición de Martin Honert en Hamburguer Banhof

En resumen un viaje a la infancia y  sus imágenes que , cada un@ de nosotr@s tenemos guardados en nuestra mente, en forma de recuerdos desdibujados de libros, películas, vivencias y que pueden despertar al ver una vieja fotografía, o paseando por esta exposición.

Si queréis ver más obras de la Exposición podéis consultar este álbum 

Si te ha parecido interesante Compártelo 🙂

Post relacionados:

  • Realmente impresionante! me encanta! Me he fijado en las fotos y creo que el proyecto museográfico también ayuda, espectacular. Ojalá aquí también se apostara asi por la cultura… Chocante, una expo para recordar 🙂

  • Hola Marc, encantada de verte por aquí. Si la verdad es que el espacio es fantástico, antes era una estación de tren por lo que los espacios son muy diáfanos y variados lo que consigue que sea muy versátil para montar exposiciones de cualquier tipo.

    Si me impresión mucho la obra de Martin Hornet, no solo por la temática de la exposición, sino como, por ejemplo, el artista, reproduce tridimensionalmente, imágenes como fotografías ya que el resultado es impresionante, ya que es como si vivieras un recuerdo.

    Totalmente recomendable.
    Un saludo!